Los mejores préstamos para negocios nuevos

¿Los seguros para empresas emergentes serán tan efectivos como los préstamos para negocios nuevos? Probablemente a lo largo de tu vida has oído la siguiente expresión sobre los seguros: “es mejor tenerlos y no necesitarlos que necesitarlos y no tenerlos”. Esta es una frase que aplica tanto para los seguros personales como aquellos productos que están diseñados para la protección y seguridad de las empresas.

Los más comunes son los Seguros contra daños en las instalaciones, robo de equipo técnico o daños en el equipo de trabajo. ¿Pero qué sucede cuando surge una contingencia o quisiéramos aprovechar una oportunidad de negocio y no tenemos el capital suficiente para afrontarlo? Hay que buscar financiamiento externo y generalmente este financiamiento es igual a solicitar un crédito con una institución bancaria o financiera.

Pero bajo esta premisa podríamos imaginarnos a una empresa grande o al menos, una organización bien consolidad, sin embargo, ¿qué sucede cuando las empresas son pequeñas o medianas? Muchas veces por falta de solidez económica no pueden tener acceso a los préstamos para negocios que las instituciones financieras ofrecen.

En el caso de que los bancos acepten tu solicitud, cuando te otorgan un crédito tradicional te dan la suma autorizada y tienes que pagar parcialidades periódicas por un tiempo definido, éstas parcialidades incluyen los intereses por tiempo y por el monto total.

Algunos de los problemas al momento de solicitar este tipo de créditos, es que los trámites son muy tardados de realizar y piden garantías demasiado grandes reduciendo las probabilidades de obtenerlo cuando eres una empresa pequeña o mediana pues la mayoría de éstas tienen pocos años de operación o aún no cuentan con la suficiente liquidez que la institución financiera requiere.

Si por otro lado quisieras ser un empresario previsor, podrías tramitar uno de los créditos simples para negocios con anticipación y tenerlo listo para una emergencia, sin embargo, esta puede no ser una decisión inteligente ya que el dinero lo tendrías detenido y estarías pagando los intereses completos.

En el caso de las PyMES que recién comienzan, lo más seguro es que no tendrían el capital para realizar este tipo de inversiones de las cuales no obtienes un retorno de inversión.

Cuando solicitas un préstamo empresarial con estas características, lo más recomendable es que ya cuentes con un objetivo y un presupuesto para realizar la inversión, de otra manera se corre el riesgo de sólo perder capital a través del pago de intereses que al final terminan siendo el doble o hasta el triple del monto solicitado.

Este tipo de créditos para negocios son ideales para empresas que tienen planeado crecer, que ya saben en qué van a ocupar el recurso, por cuánto tiempo, saben o tienen una idea muy real de los beneficios que generaran al tener trabajando el capital obtenido y que este beneficio será mayor que el pago del crédito .

Pero para pequeñas y medianas empresas, hay otra clase de crédito ideal para solventar emergencias u oportunidades inesperadas: el crédito revolvente.

¿Qué es un crédito revolvente?

Un crédito revolvente es aquél en el que se aprueba un monto máximo y se pueden retirar fondos repetidamente hasta el límite que se aprobó al inicio de la contratación. Está diseñado para optimizar la disponibilidad del capital. La cantidad de fondos que se pueden disponer, disminuye con cada préstamo solicitado y aumenta cuando lo pagamos.

El mejor ejemplo de esta herramienta financiera son las tarjetas de crédito personales.

Este tipo de crédito se puede usar para tener capital de trabajo para aprovecharo portunidades o enfrentar eventualidades, por lo que puede ser ideal para las PyMES.

Por ejemplo, si te hacen un pedido, pero pagan hasta que hago entrega del producto, puedo solicitar un crédito revolvente para tener el dinero necesario para fabricar los productos, una vez que recibo el pago de mis productos, liquido la deuda y ya tengo más dinero para cubrir el siguiente pedido. Así sucesivamente.

La línea de crédito revolvente la pueden usar todo tipo de empresas: minoristas, mayoristas, productoras, comerciales, etcétera.

Ventajas de los créditos revolventes

 

  • La ventaja principal de este tipo de préstamos para negocios es que sólo se pagan intereses por la cantidad de dinero usada, en lugar de pagar por el total del límite de crédito como ocurre con los créditos empresariales simples. De esta forma tienes la posibilidad de reducir el presupuesto destinado al pago de intereses.
  • Se puede disponer de dinero rápidamente. No hay necesidad de tramitarlo cada vez que se requiere efectivo y podrías tenerlo de reserva ya que únicamente pagas intereses por el dinero que ocupas, de forma que si tienes tu línea de crédito intacta, tampoco generarás ningún tipo de interés.
  • La flexibilidad en este tipo de créditos es mayor ya que los pagos no son fijos. Únicamente tendrás que regresar la cantidad de dinero que hayas tomado del total y liquidar los intereses generados por sólo esa cantidad hasta el momento del pago.
  • El principal destino es para capital de trabajo, enfocado para sustituir crédito entre proveedores, obtener mejores condiciones de compra de materias primas e insumos, abatir costos operativos, así como participar en licitaciones que dejará grandes proyectos para el futuro, de manera que la inversión estará asegurada. Son muchas las formas en las que se puede invertir el capital obtenido de los préstamos para negocios.

OPORTUNO de Financiera Cualli

OPORTUNO es el crédito revolvente de Financiera Cualli. El monto mínimo que otorgamos es de 500 mil pesos y podemos llegar hasta 5 millones. A través de este crédito puedes hacer crecer tu empresa pequeña o bien, podrías darle mayor solidez financiera para que de ser un negocio mediano logres mayores retos financieros.

En este tipo de préstamos para empresas puedes ver verdaderas oportunidades de inversión los cuales te ayudarán a crear relaciones empresariales a futuro, incrementar tu inventario para enfrentar la temporada de “vacas flacas” o bien, para aumentar el número de colaboradores.

Un crédito revolvente para PyMES es como tener un as bajo la manga. Recuerda que mientras no dispongas del dinero, no tendrás que pagar intereses, es esta la mejor forma de volverte un empresario precavido. Si deseas contratar este seguro de liquidez para tu empresa, precalifica ahora mismo.

Categoría(s): Finanzas empresariales

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *