¿Por qué tu empresa no puede tener solidez sin un préstamo con garantía hipotecaria?

Un préstamo con garantía hipotecaria puede ser el as bajo la manga que tu empresa necesita, éste te puede salvar de situaciones imprevistas e incluso darte la oportunidad de invertir para crecer y expandirte.

La solidez de una empresa es el el reflejo de un gran funcionamiento, de procesos bien establecidos y de una eficiencia construida con base en planeación, estrategia y trabajo. Ya cuando una empresa funciona bien, todos los que la conforman entienden las tareas y las cumplen a la perfección, las utilidades y las ganancias llegan mes con mes, sin ningún problema.

Podría decirse que tú como empresario, podrías dejar de preocuparte y dejar que la máquina funcione sola, “¿Por qué no? todas las piezas de tu empresa funcionan sin parar, la producción puede surtir la demanda, la distribución llega a donde tiene que llegar y las ventas están muy bien. Podrás decir ¿Qué podría ir mal?”, pero pueden ser muchas cosas. ¿Estás preparado para hacer inversiones de emergencia con tu propio capital? no lo creo. 

Debes tener medidas para proteger a tu empresa en caso de algún imprevisto mayor, por ejemplo, que un desastre natural arruine las operaciones en tu fábrica y tengas que rearmarla para seguir funcionando sin problemas, o que alguno de tus mayores inversionistas abandone la empresa y dejes de recibir sus contribuciones.

Tener un as bajo la manga en estas situaciones puede ser lo que salve a tu empresa de colapsar. ¿Cuál podría ser ese as? Pues muy sencillo, puedes pedir un préstamo con garantía hipotecaria.

Estos créditos están diseñados para ser otorgados de manera rápida, oportuna y confiable. Lo único con lo que debes contar es con una propiedad inmobiliaria, la cual dejarás en garantía en la operación.

Lo más atractivo de estos préstamos es que las entidades que te las otorgan manejan montos empresariales, en el caso de Cualli, puede ir desde los $500,000 hasta los $5,000,000 de pesos y funcionan como una tarjeta de crédito para tu empresa. Si quieres conocer más de nuestros créditos usted puede revisar nuestro FAQ.

Con el préstamo se te abre una línea de crédito con el monto que te autorizaron, puedes hacer uso de esta línea como lo veas conveniente y para cubrir las necesidades que tengas. Incluso para aprovechar oportunidades de negocio y hacer crecer tu empresa.

Una de las cosas más atractivas de este tipo de préstamos es que solo pagarás el dinero que uses, con sus intereses correspondientes, puedes usar tu línea en un día o hasta en 3 años. Esto lo hace ideal para dos cosas:

1- Contar con un fondo de emergencia que pueda solventar imprevistos.

Teniéndolo ahí solo por si acaso y aprovechando el modelo de que si no lo usas no pagas. Siempre es bueno tener un capital de emergencia, nunca sabes cuando pasará algo que pueda poner en peligro tu empresa, se puede decir que es un seguro para tu inversión y le da una solidez mayor a tu empresa. Te otorga la liquidez que necesitas para que nada te detenga. fortalece la estructura de tu compañía y siéntete más seguro.

2- Aprovechar oportunidades de negocio.

Con el crédito hipotecario aprobado puedes realizar inversiones de oportunidad, sin tener que comprometer el capital que usas para mantener funcionando tu empresa. Por ejemplo, si se presenta la posibilidad de expandir tu negocio con otras oficinas y las instalaciones están a muy buen precio, puedes adquirirlas con tu crédito y con el crecimiento de las utilidades puedes pagarlo sin problemas. Esto le brinda una solidez económica a tu compañía.

Manejar los gastos del día a día de la empresa puede ser costoso y no dejará mucho capital para invertir en otras cosas, el préstamo con garantía hipotecaria te puede dar la liquidez que necesitas para cumplir tus objetivos y metas empresariales. Puedes crecer, aumentar la producción o solventar imprevistos sin tener que usar tu capital corriente.

Cuando inviertes con tu propio dinero puedes llegar a dejar huecos en actividades o procesos prioritarios, que no pueden dejar de recibir inversión porque son fundamentales para el funcionamiento del negocio, tener una línea de crédito abierta te abrirá las puertas a una capacidad de adquisición mucho mayor.

¿De qué otras maneras un préstamo con garantía hipotecaria te puede ayudar a que tu empresa tenga la solidez que necesitas?

1- Pagar nóminas en caso de que algún pago se retrase.

En muchas ocasiones tu capital corriente se puede ver afectado por situaciones externas, por ejemplo, que algún cliente se retrase con el pago de alguna compra y esto te deje desprotegido y sin la liquidez para pagar la nómina de tus empleados como normalmente lo haces.

Aquí es donde el préstamo con garantía hipotecaria entra en acción, permitiéndote pagar a tiempo y sin complicaciones. En el momento en el que tu cliente te pague podrás liquidar el monto que utilizaste del crédito, evitando problemas de deuda y solucionar el problema que tenías en mano.

2- Adquirir equipo para hacer crecer la eficiencia.

Mejorar el equipo con el que cuentas para realizar tus labores diarias y para que tus operaciones se puedan realizar es fundamental para el crecimiento económico y estabilidad de tu empresa. A lo mejor la maquinaria en tu planta de producción ya es vieja y su funcionamiento no es el adecuado.

Renovar el equipo puede significar hacer una inversión muy grande, pero con tu línea de crédito lo puedes solventar sin problema. Renueva tu equipo, probablemente la eficiencia crecerá al igual que tus utilidades. Consolidando todavía más tu empresa.

3- Ampliar tus instalaciones

Adquirir nuevas oficinas o expandirte a más de una puede ser una gran forma de crecer. Con un préstamo con garantía hipotecaria puedes realizar esa inversión.

Como ya vimos una empresa no puede tener una solidez sin estar respaldada por un préstamo con garantía hipotecaria, este te brinda la capacidad adquisitiva que necesitas para emergencias, para crecer y para poder aprovechar oportunidades de negocio.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *