Licitaciones: No te quedes sin capital

Uno de los factores clave que determinan el éxito de una empresa es la forma en la que se maneja financieramente, tener un buen control en este sentido se vuelve fundamental y más cuando hablamos de licitaciones; contratos que son muy atractivos por los ingresos que pueden representar, pero que a su vez exigen que se cuente con solvencia, ya sea técnica o económica. Para considerarnos con solvencia económica dentro de una licitación, tenemos que tomar en cuenta, no sólo el costo total del proyecto, sino también el tiempo que va a tardar en regresar a nosotros la inversión, es decir el tiempo que van a tardar en pagarnos. 

Ganar una licitación es un punto favorable para nuestra empresa, por lo que tenemos que cuidar el capital que tenemos para hacer frente a tan importante compromiso. Si contemplamos algunos puntos básicos dentro de nuestra empresa podemos mantener finanzas saludables durante todo el proceso que conlleva la licitación y evitar quedarnos sin liquidez. 

Antes que nada recordemos que debemos buscar tener liquidez en todo momento, por cualquier oportunidad o dificultad que se nos pueda presentar. El no tener liquidez significa a grandes rasgos no contar con capacidad de pago, es decir, no tener dinero líquido. Esto no quiere decir expresamente que nuestra empresa no esté generando utilidades, o que no tenemos activos, sino que simplemente nuestro ciclo operativo tuvo una brecha más grande entre nuestros egresos y nuestros ingresos. En estos casos es cuando debemos buscar una solución que puede obtenerse con un crédito

En este sentido, te mencionamos a continuación algunos puntos esenciales que debemos tener en cuenta para no vernos afectados por falta de liquidez cuando logramos una licitación: 

1- Asegúrate de tener la capacidad operativa para cubrir la licitación en tiempo y forma. 

2- Revisa si los recursos humanos con los que cuentas son los adecuados para cubrir la licitación. 

3 – Realiza una planeación adecuada de tu presupuesto total.

4 – Realiza un plan de acción en caso de que se necesite una inyección extra de capital

5 – No descuides otros clientes  de tu empresa que no tienen que ver con la licitación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.