¿Qué es la regularización de inmuebles?

Es importante en todo momento tener nuestros inmuebles en regla, esto con el fin de evitar complicaciones en el futuro. Las personas frecuentemente pueden pensar que el hecho de contar con un testamento que dicta la adjudicación como nuevo propietario es suficiente, incluso hay quienes llevan a cabo ciertas transacciones inmobiliarias firmando sólo un contrato con el dueño anterior, lo que termina siendo una complicación cuando se quiere utilizar la propiedad como garantía o simplemente se busca ponerla a la venta. En estos casos resaltamos que el contar con un documento firmado por el dueño anterior no es suficiente para tener la propiedad de un inmueble. 

Para contar con la propiedad de un inmueble es necesario realizar la escritura pública ante un Notario, la misma que tenemos que inscribir en el Registro Público de la Propiedad, esto con el fin de hacernos de la propiedad total del inmueble y evitar tener solamente la posesión. Los beneficios obtenidos por realizar este trámite de forma correcta son diversos, entre los que podemos destacar el acreditar la propiedad frente a terceros, hipotecar, rentar o vender en un futuro.

Todo lo anterior lo podemos traducir como tener poder de decisión frente a cualquier situación que se presente con respeto a una propiedad, además de que el valor de un inmueble en regla es mayor en el mercado. Cuando se tiene duda acerca de este tipo de trámites, los despachos de abogados son un gran aliado para conocer los pasos a seguir, incluso cuando se piensa pedir un crédito con garantía hipotecaria, la financiera que te va a otorgar la línea crediticia te indica los pasos a seguir para regularizar el inmueble, Cualli en este caso es un excelente guía. 

En el caso de la regularización nos podemos encontrar con que se trata de una prescripción positiva o adquisitiva, que hace referencia al proceso por el cual una persona adquiere la propiedad de un inmueble por el tiempo transcurrido. En otros casos nos podemos encontrar con que la propiedad no está inscrita en el Registro Público de la Propiedad, por lo que debemos tramitar una inmatriculación judicial

En la mayoría de los casos los requisitos para regularizar un inmueble son simples, lo que lo vuelve un trámite relativamente sencillo, el proceso se complica cuando la propiedad no se encuentra en regla. En estos temas incluso se encuentran oportunidades de negocio, ya que como mencionamos anteriormente, las propiedades que no se encuentran debidamente reguladas suelen estar en algún proceso jurídico, por lo que su valor es menor al que deberían tener, por lo que existen posibilidades de compra para inversionistas que buscan inmuebles
Cuando se compra una propiedad que se encuentra en un proceso judicial, se debe tomar en cuenta que contar con experiencia y capacidad jurídica son parte esencial para cumplir con el proceso correctamente y que la propiedad deje una ganancia después de la regularización ya que el objetivo es elevar el valor de venta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.